¿Qué puntos clave debemos considerar en el manejo para disminuir el estrés del lechón en el destete?

Autor: Alberto García Flores (Servicio Técnico Inga Food)

 

El destete es un momento clave en la vida del lechón en el que se produce su separación de la cerda, el cambio de lugar de cría y la modificación de su dieta alimenticia, unido a una situación altamente estresante como es el establecimiento de una nueva jerarquía entre los nuevos compañeros de camada, habitualmente agrupados por tamaño y/o sexo.

 

Las situaciones de dominancia y establecimiento de jerarquías aparecen en las primeras fases de destete, de tal forma que el orden queda establecido en las primeras 48 horas. Estas se llevan a cabo simplemente a través de vocalizaciones o movimientos posturales o más frecuentemente a través de mordeduras, empujones e intercambios de golpes entre las cabezas y espaldas de los lechones, lo que genera heridas que muchas veces desencadenan lesiones cutáneas. En los animales de menor rango el estrés es mucho mayor puesto que se acompaña de situaciones como falta de espacio y restricción de comida.

 

La situación descrita anteriormente puede afectar a los parámetros productivos en lo referente al empeoramiento de la ganancia media diaria e índice de conversión, además de contar con un número importante de animales con lesiones cutáneas.

 

Para reducir el estrés que puedan afectar a los lechones en el momento del destete debemos observar una serie de cuestiones fundamentales del manejo:

¿En qué momento del día debe hacerse el destete?

 

Generalmente los destetes se realizan a primera hora de la mañana después de haber realizado la primera toma de pienso la cerda. Esto permite que las cerdas estén más tranquilas y garantizamos una comida de la cerda el día de destete (idealmente deberíamos realizar una segunda toma en la nave de cubrición-control por la tarde del día de destete para maximizar consumo de la cerda y evitar que entre en estado catabólico, lo que podría afectar al número y calidad de la ovulación). Después de esta primera toma, la cerda tiende a tumbarse y amamantar a los lechones de forma que éstos también reciben una toma de leche materna el día de destete antes de enfrentarse al período de latencia (período de tiempo que transcurre entre el destete del lechón y éste empieza a tener un consumo de pienso y agua en cantidad adecuada y de forma constante).

Otro motivo importante para realizar los destetes a primera hora de la mañana es por una organización del trabajo en granja ya que a continuación empieza el lavado de la sala aprovechando la noche para realizar el primer secado previa desinfección (recordar que es deseable desinfectar sobre seco porque conseguimos reducir la carga microbiana de forma sensible).

 

¿Cómo se realiza la separación entre la cerda y los lechones?

 

Lo ideal es destetar primero la cerda y una vez que todas las cerdas del lote han sido llevadas a la nave de cubrición-control se procede a destetar a los lechones. Esto permite a los operarios trabajar de forma más cómoda y tranquila sin la presencia de la cerda ya que se genera un gran alboroto por el nerviosismo de las cerdas y lechones. Al no estar la cerda en la plaza de maternidad, el operario puede colocarse dentro del corral en el extremo opuesto al punto de salida de los lechones y mediante elementos móviles y portátiles que generen ruido invita a los lechones a abandonar la cuadra. En el caso de que el destete de los lechones se realice hacia una instalación externa a la granja de cerdas, en muchas ocasiones por la premura de tiempo, se destetan primero los lechones, que son llevados directamente hacia el camión y, posteriormente la cerda.

 

¿Cómo se mueven los lechones hasta el nuevo sitio de cría?

 

Es aconsejable mover a los lechones en grupo bien sea únicamente con sus hermanos de camada o destetando varias camadas al mismo tiempo. En ese momento el lechón se encuentra desorientado y el movimiento en grupo facilita su manejo. Los pasillos por los que moveremos a los lechones serán amplios, bien iluminados, libres de objetos que puedan entorpecer el paso y, el firme será liso y sin elementos abrasivos o cortantes para las pezuñas de los animales. El personal encargado de esta tarea debe realizarla con profesionalidad y firmeza sirviéndose de elementos que generen sonidos para facilitar que los lechones avancen en el sentido de la marcha.

 

En el caso de que el sitio de cría se encuentre fuera de las instalaciones donde ha tenido lugar la lactación y precise de un transporte deberá realizarse conforme al Reglamento (CE) 1/2005 donde se establece la normativa de protección de los animales durante el transporte, cuyos principales puntos a tener en cuenta son: los animales deben encontrarse en condiciones sanitarias adecuadas para realizar el viaje; el viaje se planificará de forma que se minimice su duración y durante el mismo se atenderán las necesidades de los animales; el medio de transporte será concebido, construido, utilizado y mantenido de forma que evite lesiones sobre los animales y garantice su seguridad; las instalaciones de carga y descarga siguen el mismo patrón requerido a los transportes; el personal encargado del transporte dispondrá de la formación adecuada; se proveerá a los animales de un espacio y altura suficiente habida cuenta de su tamaño y la duración del viaje (0,13 m2 hasta los 15 kg de peso vivo) y; si la duración del viaje lo requiriese deberá ofrecerse a los animales agua, alimento y períodos de descanso a intervalos suficientes (en el caso de los cerdos esto ocurrirá a partir de una duración del viaje superior a 8 horas no superando nunca las 24 horas).

 

¿Qué personal debe hacer este movimiento de animales?

 

Habitualmente para evitar mezclas de personal entre áreas, sobre todo en explotaciones de gran tamaño, y mantener flujos adecuados de trabajo y de bioseguridad interna, el destete de las cerdas y lechones lo realiza el personal de maternidad. Los lechones son llevados hasta las cargaderas y las cerdas hasta los pasillos de servicio entre naves o hasta la entrada a las naves de cubrición, donde pasan a depender del personal de gestación.

 

¿Cómo agrupar los animales tras el destete?

 

Tradicionalmente los lechones tras el destete se han agrupado por tamaño y/o sexo. Esto supone la mezcla de animales procedentes de diferentes camadas lo que modifica la jerarquía de grupo existente dentro de la propia camada en lactación y favorece la aparición de peleas para establecer una nueva.

 

Para evitar esta situación en algunas explotaciones se prueban nuevas opciones:

 

  • Mantenimiento de las camadas de lactación, permaneciendo así incluso en la fase de cebo. Generalmente cuando se trabaja con líneas hiperprolíficas que destetan elevado número de lechones bajo cerda. Esta elección obliga a disponer en la nave de postdestete de un mayor número de cuadras de menores dimensiones, pero es cierto que las peleas son prácticamente inexistentes y que la propagación de enfermedades intracorral es muy reducida, así como la afectación de parámetros productivos.

 

  • Retirada de separadores entre camadas en lactación. Aunque en los momentos previos de la mezcla se detectan agresiones entre animales de diferentes camadas y puntualmente una afectación del comportamiento de la cerda y crecimiento de los lechones del grupo, se ha comprobado que esta socialización de los animales durante la fase de lactación ayuda a los lechones a adquirir estrategias que les beneficiarán a largo plazo, permitiéndoles establecer situaciones de dominancia y sumisión más rápidamente y disminuyendo las agresiones futuras cuando se enfrentan a animales que no pertenecen al mismo grupo familiar.

 

Cuando se realiza segregación por sexos acostumbra a llevarse a cabo en la fase postdestete ya que facilita el proceso de separación de machos y hembras en ese momento en diferentes cuadras. Normalmente en una misma sala acostumbran a convivir machos y hembras ya que en el proceso de segregación se van generando cuadras de machos y hembras, si bien es cierto que en muchos casos las cuadras de un lado del pasillo son machos y las del otro hembras, para diferenciarlos más fácilmente. Diferentes estudios indican que la no presencia de hembras en las cuadras de machos disminuye los comportamientos agresivos entre los machos respecto a los grupos en los que permanecen machos y hembras juntos. Se ha demostrado asimismo que generalmente en las cuadras de machos la intensidad de las peleas y la severidad de las lesiones generadas son superiores a las cuadras en las que sólo hay hembras.

 

Accede para ver todo el contenido
Regístrate ahora Close

Animales de compañíaGanadería


Conozco y acepto las condiciones de la colaboración y me responsabilizo de la veracidad de la información arriba enviada.

Close
/* Start Salesmanago view Youtube tracking */ /* End Salesmanago Youtube Tracking */