Destete en lechones: lo que bien empieza…

Autor: Alberto García (Inga Food, Jornada Producción Porcina)

El destete es un momento crítico en la vida del lechón. En un breve espacio de tiempo, el lechón se ve inmerso en una serie de cambios (variación del sitio y compañeros de cría, pérdida de la protección materna y desaparición de la inmunidad pasiva, modificación de la fuente y presentación de alimento) que deberá superar con éxito para poder expresar todo su potencial genético y productivo.

Si bien la introducción de las líneas hiperprolíficas en nuestras explotaciones nos ha permitido incrementar notablemente la productividad, no es menos cierto que ha dado lugar a una mayor dispersión de pesos al nacimiento y, por tanto, al destete. Esta situación, junto con el nuevo entorno de reducción en el uso de zinc y antibióticos, nos enfrenta a un nuevo desafío, donde ser capaces de destetar un lechón de calidad, junto con un óptimo manejo, instalaciones adecuadas y  disponer de mano de obra especializada, es fundamental.

¿Qué es un lechón de calidad?

Cuando hablamos de destetar un lechón de calidad hacemos referencia a ser capaces de destetar un lechón de elevado peso con adecuada edad fisiológica y madurez intestinal. Es decir, un animal capaz de superar los desafíos inmunológicos, patológicos, fisiológicos y nutricionales.

Acidificación del agua.

Previo destete deberemos haber preparado a conciencia las instalaciones. Una adecuada limpieza y desinfección, que reduzca la carga microbiana en las mismas, es fundamental.  El agua es un factor clave como estimulante de consumo y, en la situación actual de reducción del uso de antimicrobianos, el proveer a nuestros animales de un agua de calidad correctamente higienizada es muy importante, por lo tanto, cuando preparemos las instalaciones debemos hacer también una adecuada limpieza de tuberías.

 

Actualmente en muchas empresas se trabaja con acidificantes en agua que reducen el pH gástrico e intestinal controlando la proliferación microbiana intestinal y contribuyendo a la digestibilidad de los nutrientes del pienso.

 

Es recomendable utilizar curvas estequiométricas para conocer la concentración adecuada a la que debe aplicarse el ácido.

Control ambiental.

El control ambiental es absolutamente necesario. Deberá comprobarse el correcto funcionamiento de todos los elementos destinados a proveer confort al lechón (puntos de calor, extractores de aire, refrigeración en verano). Hay que mantener a los lechones en la zona termo-neutra donde el lechón expresará su máximo potencial de crecimiento al no verse obligado a consumir las reservas propias para generar o eliminar calor. Es especialmente importante en situaciones donde destetamos lechones de bajo peso, puesto que estos animales son muy sensibles al frío, debido a las escasas reservas corporales de glucógeno y grasas. En el mercado existen herramientas muy precisas que nos ayudarán a realizar esta tarea.

Alimentación.

El manejo nutricional es clave en los lechones. Hablamos tanto de las diferentes estrategias nutricionales, referentes a los diferentes protocolos de alimentación, eligiendo gamas de piensos acordes a la edad y necesidades fisiológicas del lechón como del manejo que hacemos del mismo. Sin lugar a dudas, debemos minimizar el período de latencia (tiempo que transcurre desde que los lechones se destetan hasta que alcanzan una ingesta constante y mantenida en el tiempo).

Tan importante es proveer al animal de piensos altamente palatables y digestibles, con materias primas de alta calidad, como de un manejo enfocado a estimular el consumo del mismo (administrar pequeñas cantidades varias veces al día, utilizar suplementos o papillas, asegurar un adecuado espacio de comedero por lechón y aplicar programas de luz de 16 horas en las instalaciones en los días siguientes al destete).

 

Si logramos minimizar el período de latencia, se mantendrá la integridad de la mucosa intestinal y la capacidad de absorción de nutrientes, el síndrome postdestete y los cuadros de diarrea disminuirán considerablemente y comer será sinónimo de crecer.

 

El siguiente cuadro ilustra los cuidados principales que hay que tener con los lechones según su condición de llegada al destete:

Ver cuadro

De igual forma que es clave ser capaces de destetar un lechón de calidad que facilite el manejo y la viabilidad de los mismos en el postdestete, el realizar una correcta labor durante esta fase permitirá suministrar al cebo animales que maximizarán sus índices productivos.

Accede para ver todo el contenido
Regístrate ahora Close

Animales de compañíaGanadería

[recaptcha class:captcha]
Conozco y acepto las condiciones de la colaboración y me responsabilizo de la veracidad de la información arriba enviada.

Close