Película lagrimal en perros y gatos

Autoras: Patricia Ramírez Perdomo, (Postgrado en Oftalmología Veterinaria por la UAB. Experta universitaria en farmacología ocular por la UCM. En proceso de acreditación AVEPA.), Mónica de León Vera, (Postgrado en Oftalmología Veterinaria por le UAB. Doctora europea ULPGC. Acreditada AVEPA.)

La película lagrimal se puede considerar como la primera capa de la córnea, ésta es la capa con la que la luz entra en contacto. Su función principal es la de proporcionar lubricación e hidratación a la superficie ocular, aunque también es fuente de oxígeno, inmunoglobulinas y lisozimas entre otras moléculas. La película lagrimal tiene un espesor de 8-9 mm y se compone de dos capas: lipídica y acuosa-mucina.

Capa lipídica: es la más externa. Sus funciones principales son las de formar la capa externa de la película lagrimal y proporcionar una barrera hidrófoba entre la atmósfera y la capa interna de la película lagrimal, limitando así su evaporación. Además, al unir la película lagrimal a la córnea, en los márgenes del párpado, evita el desbordamiento de las lágrimas, gracias a su alta tensión superficial. Asimismo, al lubricar los márgenes de los párpados, facilita su movimiento suave.

Capa acuosa-mucina: es la capa principal y más gruesa. Está compuesta por una compleja dilución de componentes orgánicos e inorgánicos, como proteínas, enzimas, glucosa, urea, inmunoglobulinas, electrolitos y mucina. Sus funciones principales son las de colaborar en el metabolismo de la córnea,
aportar protección antibacteriana a la superficie ocular, facilitar el movimiento de los párpados, evitando que la conjuntiva palpebral se adhiera al epitelio corneal, y ayudar en el mantenimiento de la función óptica de la córnea.

Diversos autores han sugerido que, junto a las glándulas lagrimales, la córnea, la conjuntiva y los párpados funcionan como una
unidad integrada denominada superficie ocular.

Alteraciones de la función lagrimal

Hay dos tipos principales de alteraciones de la función lagrimal:

1. Los relacionados con la incapacidad del sistema de drenaje al existir una obstrucción o agenesia, o por el aumento en la producción de lágrimas.

2. Los relacionados con una producción insuficiente de uno o varios componentes de la película lagrimal, entre los que podemos encontrar una alteración cuantitativa, donde el componente que falla es el acuoso, o una alteración cualitativa, en la que están alterados los componentes de la capa lipídica o de la mucoide.

Tanto las alteraciones cuantitativas como las cualitativas, pueden comprometer la función de la película lagrimal, produciendo efectos graves en la saludocular, como son la hipoxia del epitelio corneal y del estroma, la falta de lubricación e irritación de la superficie ocular, aumento de la cantidad de microorganismos y moco sobre la superficie ocular, erosiones o úlcera corneales, entre otros.

En la clínica diaria contamos con diversas pruebas para comprobar el estado funcional de la película lagrimal: las principales son la Prueba de Schirmer para las alteraciones cuantitativas y el tiempo de ruptura de la película lagrimal, y el BUT, para las cualitativas.

Uso de lágrimas artificiales

Para paliar los efectos del déficit de lágrima, se deben tener en cuenta las causas etiológicas, instaurando el tratamiento etio-patogénico de cada enfermedad. La terapéutica sustitutiva de la película lagrimal debe tener en cuenta si la deficiencia es cuantitativa o cualitativa.

El tratamiento de elección se realiza con soluciones lubricantes que contienen polímeros que, por su viscosidad, faciliten el contacto
del producto con la córnea, alargando el tiempo de ruptura de la película lagrimal.

Los ingredientes de estas soluciones deber ser compatibles con los componentes naturales de las lágrimas. Además, deben contribuir a reducir la tensión superficial de la película lagrimal. Las preparaciones que se utilizan normalmente son pomadas y soluciones. Entre los compuestos encontramos uno o varios polímeros, agentes viscoelásticos conservantes y electrolitos. En los diferentes sistemas de hidratación y cuidados oculares también se emplean extractos de algunas plantas, como la caléndula con funciones variadas, desde antisépticas hasta cicatrizantes, con la intención de calmar la zona irritada.

Por todo esto, las lágrimas artificiales constituyen una herramienta fundamental en la clínica diaria, que nos ayuda a conseguir una correcta salud de la superficie ocular, alcanzando una mayor y mejor visión en nuestros pacientes.

 

Descárgate el PDF del artículo:

Accede para ver todo el contenido

Temas relacionados

Regístrate ahora Close










Ganadería
Animales de compañía



  • Pequeños animales


  • Porcino


  • Vacuno de leche


  • Vacuno de carne



  • Caballos


  • Ovino


  • Cunicultura


  • Avicultura


  • Peces















Conozco y acepto las condiciones de la colaboración y me responsabilizo de la veracidad de la información arriba enviada.

Acepto que me hagan llegar información comercial

Debes marcar al menos una casilla de interés y una línea de negocio

Close