Benacepril, qué es y para qué sirve

Autor: Perdigón MJ. Santana A., Anicura Albea Hospital Veterinario. Las Palmas de Gran Canaria.

INTRODUCCIÓN

Los iECA (Inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina) conforman una familia de fármacos sintéticos que tienen su antecedente histórico en componentes bioactivos procedentes del mundo animal. En 1970 el Doctor Sergio Ferreira de la Universidad de Sao Paulo, descubrió el origen de los mismos a partir del veneno de una víbora amazónica, la Bothrops Jararaca Jaracussa, y tras sucesivas purificaciones y trabajos de varios grupos de investigación, se logró aislar uno de los componentes efectivos en la inhibición de esta enzima. Tras años de investigación, en 1974 Ondetti – Cushman desarrollaron el primer fármaco sintético de esta familia, el Captopril, y ya en 1981 fue empleado clínicamente como iECA en un tratamiento médico. El modelo de desarrollo de los iECAS es reconocido como el primer fármaco diseñado in-vitro mediante modelo racional, es decir, conociendo como es y como se unen a la diana donde interaccionan, desarrollar un fármaco adecuado que permanezca el tiempo suficiente biodisponible.

La hipertensión arterial y la insuficiencia cardíaca son patologías de gran importancia en medicina humana y veterinaria.

El uso de inhibidores de la enzima convertidora de la angiotensina es fundamental en estas dos patologías.

Actualmente los iECA son uno de los grupos farmacológicos más utilizados en el control médico de la hipertensión arterial y en la insuficiencia cardíaca congestiva. Esta familia de fármacos está formada por más de 10 compuestos clasificados en función de su estructura química:

• Grupo sulfridrilo: Captopril
• Grupo carboxilo: Benacepril, Enalapril, Cilazapril, Ramipril, Lisinopril
• Grupo fosfínico: Fosinopril

Actualmente el fármaco de esta familia más usado en medicina veterinaria es el benacepril.

FISIOPATOLOGÍA

El eje renina angiotensina aldosterona (RAA) es uno de los numerosos sistemas de regulación en la homeostasis orgánica, que actúa fundamentalmente controlando la presión arterial, el volumen extracelular, las concentraciones de sodio y potasio
mediante una cascada de diversas activaciones enzimáticas.

Cuando a nivel renal detecta una disminución de la presión arterial, el aparato yuxtaglomerular libera renina a la circulación sistémica. Esta renina actúa sobre el angiotensinógeno de origen hepático para formar angiotensina I, sustrato inactivo de la enzima convertidora de angiotensina (ECA). Esta ECA hidroliza la angiotensina I, inactiva, para formar angiotensina II, la molécula activa (ver esquema 1).

La angiotensina II tiene varias acciones:

Liberar aldosterona (Retención de líquidos, sodio y aumenta la expresión de potasio)
Liberar vasopresina (Producir vasoconstricción)
• De esta forma consigue aumentar la presión arterial, en un intento de compensar la presión a nivel de la mácula densa del riñón.

Los fármacos iECA actúan inhibiendo de forma competitiva, específica y reversible la enzima de conversión de angiotensina.
Otro efecto beneficioso y colateral de los iECAS es que la ECA también degrada las bradicinas, péptido que tiene efecto vasodilatador.
Es decir, tanto por inhibición del mecanismo de la angiotensina II (vasoconstrictora), como por la potenciación del mecanismos de la bradicinas (vasodilatadoras), consigue el control esta cascada de hipertensión compensatoria ante una disminución de la perfusión renal.

MI PACIENTE CON PROBLEMA CARDIACO

El corazón tiene como misión el mantenimiento del gasto cardiaco (GC), este gasto cardiaco es dependiente del volumen de eyección (sangre que sale por cada latido) mas la frecuencia cardiaca (cantidad de latidos por minuto), estos a su vez se
ven afectado directamente por factores como son la precarga, la postcarga y la contractibilidad del músculo cardíaco.

Los efectos beneficiosos de los iECA se producen por su efecto:
Vasodilatación arteriolar (Reducen las resistencias periféricas, es decir, las resistencias que debe vencer el corazón para “eyectar” sangre)
Vasodilatación venosa (Mejorando la precarga, volumen de sangre que recibe el corazón)
Reducción de secreción de aldosterona (Menor retención de líquidos y sodio)

En el curso de la patología cardiaca degenerativa por excelencia (la enfermedad mitral crónica) el consenso ACVIM (Marzo 2019) nombra las evidencias de mejoría en el tratamiento de los pacientes en fase C crónica (pacientes en fallo cardiaco congestivo (ver imagen 1 e imagen 2)). En estos pacientes, el uso de terapias combinadas de diuréticos, inotrópicos positivos y de iECAs mejoraban la supervivencia y retrasaban la aparición de signos clínicos.

También deja constancia del uso aceptado de iECAs en fase B2 y en fase C aguda (Ver esquema 2 ACVIM CONSENSUS 2019).

Principales patologías donde se aplica el Benacepril como parte del tratamiento:

Enfermedad valvular degenerativa crónica.
Cardiomiopatía Dilatada.
Hipertensión arterial primaria o secundaria cuando existe riesgo de daño a órgano diana.
• Paciente en fallo cardiaco congestivo (si bien debe siempre valorarse la patología causante).

Para revisar las imágenes y esquemas, descarga el PDF.

Accede para ver todo el contenido

Temas relacionados

Regístrate ahora Close












Sin empresa

Ganadería
Animales de compañía



  • Pequeños animales


  • Porcino


  • Vacuno de leche


  • Vacuno de carne



  • Caballos


  • Ovino


  • Cunicultura


  • Avicultura


  • Peces


















Conozco y acepto las condiciones de la colaboración y me responsabilizo de la veracidad de la información arriba enviada.

Acepto que me hagan llegar información comercial

Debes marcar al menos una casilla de interés y una línea de negocio

Close